Arresto de un mes al presidente de AUME por criticar los recortes de Defensa

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Tierra ha impuesto un arresto de un mes y un día al presidente de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), Jorge Bravo, por criticar en los medios los recortes del Ministerio de Defensa, unas declaraciones que se han considerado constitutivas de la infracción disciplinaria que castiga las "reclamaciones, peticiones o manifestaciones contrarias a la disciplina o basadas en aseveraciones falsas".

Según ha informado AUME en un comunicado, Bravo ha conocido este mismo martes su sanción de privación de libertad, que deberá cumplir en el establecimiento disciplinario militar centro, en la Base 'San Pedro' en Colmenar Viejo. La asociación ha anunciado una reunión "extraordinaria" para mañana en la que acordará "las acciones e iniciativas" para "la mejor defensa de los derechos" de su presidente "como persona y como ciudadano" y de la asociación, ante este "ataque brutal e inmotivado".

Las declaraciones objeto de la sanción fueron realizadas en julio de 2012, cuando Bravo, en su "exclusiva condición de presidente de una asociación profesional" de militares, recalca AUME, habló de la "posibilidad de recortar en gastos superfluos" como festejos, aniversarios y actos públicos, que "permitirían evitar recortes de otro tipo en las retribuciones de los militares y alinearse con los esfuerzos que se están exigiendo a todos los ciudadanos".

En opinión de esta asociación, su presidente habló "en términos correctos, adecuados, serios, realistas y, sobre todo, en ámbitos propios de la actividad de las asociaciones profesionales de miembros de las Fuerzas Armadas, como son los socialies, económicos y profesionales".

Sin embargo, según informa AUME, la resolución, que dicta el general jefe de los Sistemas de Información, Telecomunicaciones y Asistencia Técnica del Cuartel General del Ejército de Tierra, se considera que las declaraciones que hizo Bravo en ABC-Punto Radio y EsRadio constituyen "una conducta pluriofensiva", en la que "además de la disciplina, se ataca la incolumidad de los cauces reglados establecidos para dirimir procedimentalmente los conflictos en el ámbito castrense".

Según esta resolución, en la que la asociación ve un "alarde de uso arbitrario del derecho", la actuación de Jorge Bravo "no se limitó a comentar una noticia que en el seno de un reportaje suscitó el locutor que presentó la información", sino que "formuló una serie de reclamaciones en materia retributiva y salarial, entendiendo como tal reclamación el mostrar su oposición o contradicción con algo que se considera injusto, o bien demandar, pedir, exigir, solicitar o reivindicar algo a lo que, se estima, se tenga derecho".

"HAY GENTE QUE NO QUIERE UNAS FAS PLENAMENTE DEMOCRÁTICAS"

AUME asegura que no va a "permanecer impasible ante este ataque brutal e inmotivado a su presidente y a la propia asociación". "Hay gente que no quiere unas Fuerzas Armadas plenamente democráticas, que ajusten el cumplimiento de su misión a la irrenunciable dignidad de toda persona, lleve o no lleve uniforme", recalca la asociación, que asegura que su presidente "no está ni estará solo en la lucha por la dignidad y plena ciudadanía de los militares al servicio de la sociedad civil".

Éste es el segundo arresto que se le impone al presidente de AUME por declaraciones a los medios. En concreto, se le castigó a un mes y un día de arresto por criticar, en marzo de 2006, la gestión tras el accidente del helicóptero Cougar en Afganistán en el que murieron 17 militares. Bravo denunció en una rueda de prensa que se habían adoptado "medidas especiales para acallar y limitar la libertad de expresión de los soldados". Además, se le impuso otro arresto de un mes y diez días por asistir a una manifestación de guardias civiles en enero de 2007 en Madrid.

Foto: EuropaPress

 

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Cómo configurar Aceptar