España mantendrá todo el apoyo mostrado hasta el momento con las misiones internacionales en las que participa bajo el marco de la OTAN. Pero ni una más. Si se abre un nuevo frente, la tendencia casi invertible del Gobierno será la no participación. Así se lo transmitió Mariano Rajoy al secretario General de la OTAN.


La preocupación existente en el seno de la Alianza sobre los recortes impulsados por el Ministerio de Defensa es un hecho contrastado. Y fue precisamente eso, según fuentes militares consultadas, lo que motivó que la primera de las visitas de Ander Fohg Rasmussen para preparar la cumbre de Chicago tuviera como destino Madrid, por delante de Berlín, París y otros aliados.


Ver resto del artículo

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Cómo configurar Aceptar