Pleno con preguntas

El pasado viernes 4 de octubre se celebró un pleno ordinario del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas. No fue como tantos otros, las aguas de la Defensa están revueltas en lo que respecta a los asuntos de personal en este año tan movido políticamente. A propuesta de las asociaciones profesionales1 se celebró en marzo un pleno extraordinario sobre retribuciones que resultó ser agua de borrajas porque en medio hubo un adelanto electoral y el Ministerio de Defensa no quiso facilitar su estudio de retribuciones con el argumento de no querer hacer electoralismo. Un pleno para nada.

En el pleno ordinario de junio los representantes de ASFASPRO se levantaron de la mesa tras la negativa del Ministerio a reconsiderar unos proyectos de Real Decreto sobre enseñanza y promoción lesivos para los suboficiales. Por lo visto, para bloquear la carrera de los suboficiales y eliminar en la práctica la promoción interna el ministerio no está en funciones. Funciones a la carta2, a la medida de los deseos. Unos deseos de los responsables de la Administración que están en dirección contraria a la demanda del legislativo, que sí se preocupó en la Ley 46/2015, de reforma de la Ley de la carrera militar, de establecer el fomento de la promoción interna en la nueva redacción del art. 62 de la Ley de la Carrera militar.

Y tras el verano una nueva convocatoria electoral, un nuevo pleno del Consejo de Personal. Ante la aleatoria postura gubernamental de tocar o no unos temas u otros en función de sus intereses, ASFASPRO decidió en su momento no llevar propuestas al siguiente pleno. ¿Para qué vamos a quemar cartuchos que pueden quedar fallados?

Algunos se preguntarán que por qué no llevar propuestas. La respuesta es sencilla si tenemos en cuenta que no todos los asuntos propuestos por las asociaciones llegan al pleno. Se pasa un filtro, ya ha sucedido que algunos asuntos han sido rechazados porque “ya han sido tratados por el Consejo con anterioridad”. Ante esta circunstancia ASFASPRO ha querido ahorrarse el disgusto de preparar una propuesta, llevarla al pleno, que no se llegue a nada porque se está en funciones y que a vuelta de elecciones se desestime por haber constado ya en el orden del día del Consejo. Sí, quizás suene muy maquiavélico, pero las cosas son así. No estamos para juegos florentinos. Los asuntos, los problemas que afectan al personal de las Fuerzas Armadas son muy serios y requieren de soluciones serias. Si algo, además de la seriedad, caracteriza al colectivo de suboficiales –y por extensión a una asociación que lleva el nombre de esta categoría militar- es ser pragmáticos.

Es inútil redactar propuestas que no son ni leídas, evaluadas, ni siquiera argumentadas en contra por el ministerio en modo y forma sino rechazadas sin debate, con el único objeto de no admitirlas en el futuro por haber sido ya presentadas y desestimadas por el Consejo en un alarde de falacia de acuerdo de grupo en el que solo una parte decide por el todo, pretendiendo que ha sido el todo el que ha desestimado. Esta estrategia es inadmisible y no responde en ningún caso a defender el bien jurídico de la institución sino las opiniones internas de determinadas personas.

En ASFASPRO no estamos para perder ni hacer perder el tiempo, por eso no hemos presentado propuestas a un pleno que puede ser hueco. En cambio sí hemos presentado diversas preguntas y ruegos, sobre asuntos que consideramos relevantes para el personal militar, como las previsiones sobre el estudio de retribuciones realizado por el gobierno, la problemática en la provisión de vestuario en diversos ejércitos, el estado del estudio médico sobre la prueba de esfuerzo o prueba de unidad… En definitiva, ASFASPRO no está dispuesta a disparar cartuchos en balde sino a continuar trabajando con los asuntos reales que inciden en el día a día del personal. Porque en ASFASPRO no estamos en funciones.

 


1 https://www.asfaspro.es/images/PRENSA/Comunicado-reconocimiento-retributivo.pdf

2 https://asfaspro.es/index.php/rss/item/2567-funciones-a-la-carta

 
 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Cómo configurar Aceptar