Fuente: lamoncloa.gob.es Fuente: lamoncloa.gob.es

El Ejército del Aire se paraliza: nadie es responsable

13/11/2018 - 

Mediante una Nota de Despacho elaborada por el Gabinete del Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire y difundida por el diario digital Publico.es1, se comunicaba la cancelación de todas las actividades que llevan aparejadas indemnizaciones por razón de servicio, con excepción de las Operaciones de Mantenimiento de la Paz que se realizan en el extranjero.

¿Qué se ha cancelado?

Las indemnizaciones por razón de servicio están reguladas por el Real Decreto 462/2002, que contempla que darán origen a indemnización, entre otros, las comisiones de servicio, los traslados de residencia, así como las asistencias a tribunales de oposiciones y concursos.

Es decir, todas las actividades por las que a los militares se les suele generar el conocido "pasaporte", que es el documento mediante el cual se autorizan y justifican estas actividades y se reconoce el derecho a indemnización por dietas de alojamiento y manutención, así como por gastos de viaje.

Esta cancelación inmediata de actividades indemnizables por razón de servicio en el Ejército del Aire ha afectado directamente a los cursos, los cambios de destino pendientes de publicación y las oposiciones que debían de celebrarse.

En concreto, hay convocatorias de cambio de destino que estaban pendientes de publicación, una vez finalizado el plazo de solicitud, a las que les afecta directamente lo expuesto en la Nota.

Igualmente sucede con el personal de tropa que solicitó participar en la convocatoria para el acceso a una relación de servicios de carácter permanente, y que debían asistir a las pruebas de la convocatoria a finales del mes de noviembre. Si bien, este concreto asunto ya está en vías de solución.

La escueta Nota remitida habla de "cancelación de todas las actividades", sin dar más detalles.

¿Qué ha ocurrido?

Según la Nota, el Ejército del Aire ha gastado ya todos los créditos asignados en los Presupuestos Generales del Estado para este año, y contaba con las generaciones de gasto para cubrir el 40% de los gastos del último trimestre.

La Nota afirma que el pasado mes de octubre se informó al Ejército del Aire de que, por causas sobrevenidas, el Ministerio de Hacienda no tiene previsto remitir al Ministerio de Defensa las generaciones de crédito pendientes del tercer cuatrimestre.

¿Que son las generaciones de crédito?

Es una de las fuentes de financiación del Ejército del Aire, además de los créditos asignados en los Presupuestos Generales del Estado y las ampliaciones de créditos por Operaciones de Mantenimiento de la Paz, y según la nota, suponen un 25% de la financiación anual del Ejército del Aire.

Esta fuente de financiación proviene de los servicios prestados por el Ejército del Aire a otros organismos públicos (AENA, Agencia Tributaria, convenios...) y del pago de los usuarios de colegios, clubes, etc.

Todo lo recaudado por estos servicios se ingresa directamente al Ministerio de Hacienda, y cuatrimestralmente Hacienda lo reingresa al Ejército del Aire.

Son parte de las generaciones de crédito tanto lo recaudado a AENA por los costes ocasionados en las bases aéreas o aeródromos militares abiertos al tráfico civil, por el uso de instalaciones y prestación de servicios por la parte militar al tráfico aéreo civil, como los Precios Públicos que se cobran a los usuarios de los distintos colegios, clubes o residencias del Ejército del Aire.

Las Operaciones de Mantenimiento de la Paz (OMP) no corren peligro.

Tal y como publicaba la nota, las OMP no corren peligro por falta de presupuesto.

Esto se debe, básicamente, a que el pasado 26 de octubre el Consejo de Ministros2 autorizó la aplicación del Fondo de Contingencia para la participación de España en Operaciones de Mantenimiento de la Paz y distribuyó 235.640.000 euros al Ministerio de Defensa para atender los gastos ocasionados.

Sin explicaciones ni responsables.

Después de cargar las culpas contra el Ministerio de Hacienda, la Nota termina afirmando que el Ejército del Aire está en permanente contacto con el Ministerio de Defensa para buscar soluciones al problema generado lo antes posible.

Mas allá de la posible solución de urgencia que deba efectuarse, no es admisible en un país preocupado por su Defensa Nacional que desde el Ministerio de Hacienda -que ningunea una y otra vez al personal militar- no se hayan dado explicaciones públicas sobre las generaciones de crédito no ingresadas, y de que el mismo Ejército del Aire ya hubiese gastado los créditos presupuestarios anuales a falta de atender unas necesidades ya programadas con antelación, como eran la asignación de vacantes por cambio de destino y el proceso selectivo para el acceso a una relación de servicios de carácter permanente, entre otros.

Ya sea en el Ministerio de Hacienda o en el Ministerio de Defensa, debe haber un responsable que dimita o dé explicaciones a los centenares de afectados por esta insuficiencia de crédito, que ha dejado prácticamente paralizado al Ejército del Aire durante todo un trimestre.

A pesar de la Nota, la cuerda siempre se rompe por la parte más débil y será el militar y su familia los que terminen pagando3 las consecuencias de un problema que no han generado.

 


1 https://www.publico.es/espana/defensa-repentino-recorte-presupuesto-deja-semiparalizado-ejercito-aire-provoca-queja-mandos-oficiales.html

http://www.lamoncloa.gob.es/consejodeministros/referencias/Paginas/2018/refc20181026.aspx#andalucia

3 La Administración trata de financiarse a costa del militar:

 https://www.asfaspro.es/index.php/2012-03-18-20-25-38/2012-03-18-20-26-49/2012-03-18-20-27-54

 

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Cómo configurar Aceptar