A pesar de muchos, el asociacionismo avanza.

31/12/2015 - 

Hace algunas semanas un medio digital (1) desveló que un 7% de los militares están afiliados a alguna asociación profesional. Según sus números, el 3,3 % de oficiales, el 14,4% de suboficiales y el 6,2% de militares de tropa y marinería en activo están asociados. Conocidos estos datos ¿existe un problema de representatividad de los militares en el Consejo de Personal?

Sólo unas elecciones de los representantes en el Consejo de Personal podrían otorgar una representatividad democrática, sin embargo, la Ley de derechos y deberes no las permite, gracias a la oposición férrea de la cúpula militar -no de las asociaciones- durante su redacción y posterior tramitación parlamentaria. ¿Cómo se iba a permitir votar en los cuarteles?

El ejemplo más cercano sería la Guardia Civil. La participación en las elecciones a su Consejo en 2013 (2) fue de un 28,21%. Los 16 vocales fueron elegidos por 24.663 guardias de los 87.421 con derecho al voto. El vocal de la escala superior de oficiales y facultativa superior consiguió 450 votos, el vocal de la escala de oficiales y facultativa técnica 840, los dos vocales de la escala de suboficiales 2.751, finalmente la escala de cabos y guardias se distribuyó en 8 vocales con 13.144 votos, un vocal con 1.885 y el último con 527.  

Otros datos, aunque un poco lejanos, sería la afiliación sindical que tenemos en España, que oscila entre el 17% y el 20%, según acudamos al CIS, la ECVT o a los propios estudios de los sindicatos. El porcentaje, además, varía según el sector de actividad.

Los sindicatos llevan muchas décadas asentados, las asociaciones profesionales tan sólo 3 años, por tanto, pretender que el 17% de los efectivos de las Fuerzas Armadas estén afiliados es una tarea harto complicada por el momento. Pero, ¿cuáles son las razones?

-          Aunque la cúpula militar va asimilando el asociacionismo, sigue sintiéndolo como un peligro para el mando o como algo ajeno, algo del Órgano Central.

-          El militar teme las represalias, la estigmatización profesional e incluso personal: Informes personales de evaluación y su peso en el ascenso.

-          Actitud del “gorrón”: si las asociaciones consiguen mejoras, yo también me beneficiaré, ¿para qué asociarme?

-          Carga ideológica fruto de la propia formación militar: “Exigir/pelear por el derecho propio no es de buen militar”.

-          Falta de presencia de las asociaciones en el entorno de trabajo. Las asociaciones profesionales no puede realizar reuniones informativas en las unidades, ni disponen de locales en las mismas.

-          Falta de difusión institucional de las funciones y cometidos del Consejo de Personal, enfocado como una herramienta útil para el militar.

-          Se desconocen los acuerdos del Consejo y su efectividad.

Teniendo en cuenta las circunstancias, ¿qué dato de afiliación podría considerarse positivo después de tan solo tres años? Un 7% del total y, más concretamente, un 14,4% de los suboficiales es un triunfo.


 

(1)  Libertad Digital, 9 de noviembre: http://www.libertaddigital.com/espana/2015-11-07/las-asociaciones-en-las-fuerzas-armadas-solo-7-de-cada-100-militares-pertenecen-a-una-1276560986/

(2) Datos obtenidos de la web oficial de la Guardia Civil: https://www.guardiacivil.es/va/prensa/noticias/4449.html

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Cómo configurar Aceptar