El pasado día 20 de febrero se publicó en el BOE la Orden PCI/154/2019, de 19 de febrero1, que recoge el Acuerdo del Consejo de Ministros de 30 de noviembre de 2018, por el que se aprueban instrucciones para actualizar las convocatorias de pruebas selectivas de personal funcionario, estatutario y laboral, civil y militar, en orden a eliminar ciertas causas médicas de exclusión en el acceso al empleo público.

Se justifica la aprobación de esta Orden en que los poderes públicos, conforme a lo que establece el artículo 14 de la Constitución, deben asumir la obligación de impulsar todas las medidas necesarias para la aplicación efectiva del principio de igualdad, especialmente en aquellas áreas que, como el empleo, favorezcan la integración de los ciudadanos en todas las esferas de la vida económica, política, social y cultural y, singularmente, en el empleo público,  que ha demostrado ser una eficaz herramienta  para  favorecer la movilidad social y la igualdad entre todos los ciudadanos.

19/01/2018 - 

Hoy, con la publicación en el BOD de la Orden DEF/1341/2017, de 20 de diciembre, por la que se aprueban las normas por las que han de regirse las fases selectivas del procedimiento de acceso de los militares de complemento de la Ley 17/1999, de 18 de mayo, y de los militares de tropa y marinería, a una relación de servicios de carácter permanente, el Ministerio de Defensa pasa por encima de los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad, aplicando una injustificable doble vara para medir el valor humano y profesional de los militares.

En un Estado de Derecho, con una clase política y una sociedad civil muy sensibilizada ante las discriminaciones de todo tipo, no es de recibo que la Administración mantenga, para algunos militares, privilegios que rezuman clasismo y arbitrariedad por todos lados, por más que los que se presentan como víctimas estén realmente disfrutando de una pasarela que se sustenta en la ley del mínimo esfuerzo y en el agravio a otros colectivos, como, por ejemplo, los suboficiales de las Fuerzas Armadas.

18/04/2016 - 

 

Recientemente se ha publicado el Real Decreto 154/2016, de 15 de abril, por el que se aprueba la provisión de plazas de las Fuerzas Armadas y de la Escala Superior de Oficiales de la Guardia Civil para el año 2016(1).

 

Un año más se constata el escaso número de plazas reservadas para la promoción interna del suboficial a los Cuerpos Generales de las Escalas de Oficiales. En el año 2013 alcanzaron en términos generales algo más del 15%, sin embargo, este año 2016 no llega al 8,5% del total de plazas convocadas para estos cuerpos.

08/03/2015 -

Recientemente se han publicado los planes de estudios de formación de oficiales para la integración en los Cuerpos Generales de los Ejércitos (1).

Estas órdenes ministeriales desconocen que la reciente Ley 46/2015, de 14 de octubre, ha modificado la Ley 39/2007, de 19 de noviembre, de la carrera militar, dando una nueva redacción al apartado 1 del artículo 62:

06/06/2015 - boe.es

BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO

II. AUTORIDADES Y PERSONAL

B. Oposiciones y concursos

MINISTERIO DE DEFENSA

02/10/2015 -

Este viernes aparecen publicadas, en el Boletín Oficial del Estado, las resoluciones  de 14 de septiembre de 2015, de la Dirección General de Política Universitaria, por la que se publica el Acuerdo del Consejo de Ministros de 4 de septiembre de 2015, por el que se determina el nivel de correspondencia al nivel del Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior del Título Universitario Oficial de los siguientes títulos universitarios: VER DOCUMENTO.

05/02/2015 -

Con la entrada en vigor de la nueva Ley de Régimen de Personal de la Guardia Civil[1], los suboficiales del Cuerpo tendrán una nueva promoción interna[2]. Muy diferente, por cierto, de la que tiene el suboficial de las Fuerzas Armadas.

Destaca como la Ley diseña y garantiza una promoción específica para el suboficial, diferenciada del ingreso directo y de la promoción de los cabos y guardias. 

 11/07/2014 - Publicadas recientemente las convocatorias para la promoción interna a las diferentes escalas de oficiales los límites de edad vuelven a discriminar a los suboficiales.

Mientras que en los cuerpos de intendencia, jurídico e intervención los aspirantes de ingreso directo están exentos de los límites de edad, los militares que pretendan promocionar deberán ser menores de 40 años.

En las anteriores convocatorias de 2013, los suboficiales estuvieron exentos de los límites de edad para promocionar a cualquier cuerpo de las escalas de oficiales en virtud de una disposición transitoria del Reglamento en enseñanza  y promoción[1]. Esta disposición no ha cambiado, pero sí el criterio del Ministerio de Defensa que ahora exige los límites de edad a los suboficiales para el acceso a los cuerpos de intendencia, ingenieros, jurídico, intervención y sanidad.

Tras la aplicación de la dispensa de edad en 2013, numerosos suboficiales han estado preparándose durante este año las diferentes oposiciones. Una vez más, sus expectativas profesionales han sido truncadas, además  de tener que asumir inútilmente el coste económico en academias preparatorias  y en tiempo de estudio sustraído a sus familias.

A lo largo de este año 2014, por el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas han pasado dos reformas del Reglamento de enseñanza y promoción, la última el 17 de junio. Si existían dudas interpretativas sobre la disposición transitoria quinta, el Director General de Reclutamiento y Enseñanza  Militar debería haber propuesto su modificación con el fin de ofrecer seguridad jurídica  a los suboficiales.

En cualquier caso,  la exención de edad debería haberse respetado,  porque la Ley de la carrera establece que el Ministerio de Defensa impulsará y facilitará los procesos de promoción que permitan el cambio de escala y, en su caso, de cuerpo, de los militares profesionales que reúnan los requisitos exigidos (art. 62.1).

ASFASPRO ejercerá las acciones legales que correspondan ante esta nueva muestra de apartheid profesional que sufre la escala de suboficiales.

 



[1] Apartado 5, disposición transitoria quinta Real Decreto 35/2010, de 15 enero:

5. En las convocatorias correspondientes a los años 2012 hasta el 2018 inclusive, los suboficiales de los Cuerpos Generales y de Infantería de Marina que posean la titulación requerida conforme a lo indicado en el artículo 17.1.b).2.º del Reglamento que se aprueba, podrán acceder por promoción para cambio de escala o cuerpo, a las plazas que se determinen en la provisión anual, quedando exentos de los límites de edad.

 

El pasado sábado, 11 de mayo se publicó en el BOE la oferta de empleo para las Fuerzas Armadas y Guardia Civil[1].

Para la promoción de los militares de carrera se ofertan 102 plazas, distribuidas entre todos los cuerpos y escalas de oficiales, de ellas gran parte se ofrecerán a los suboficiales. Hasta la publicación de la convocatoria correspondiente no es posible determinar su número exacto porque, a pesar de que la Ley de la carrera[2] es muy clara, la provisión sigue sin distinguir dentro del cupo de militares de carrera, las destinadas a los suboficiales.

Por tanto, de estas 102 plazas para 28.500 suboficiales, hay que descontar las reservadas a los oficiales enfermeros para el acceso al Cuerpo Militar de Sanidad (especialidad medicina) y las reservadas a los oficiales para el acceso a los Cuerpos de Ingenieros de los Ejércitos.

          Este año hay novedades importantes y varias de ellas acertadas.

En la sociedad civil, tanto a nivel nacional como internacional, las empresas prefieren la promoción interna a un reclutamiento externo, principalmente por factores relacionados con la motivación. Es evidente que hay que incorporar nuevos recursos humanos pero al mismo tiempo aprovechar la formación y la experiencia de los que ya forman parte de las mismas. No se trata de regalar nada sino de premiar el mérito, la capacidad y el esfuerzo personal para adquirir determinados conocimientos, normalmente sin coste alguno para la empresa. Este ahorro de costes se ve reforzado porque el trabajador promocionado aporta experiencia y un conocimiento mayor de las normas y procedimientos, por lo que no requiere un período transitorio de adaptación.

Si aplicásemos esta filosofía a los componentes de las Fuerzas Armadas, habría que valorar lo que aportan en el momento en el que desea efectuar la promoción para cambio de escala: formación militar previa; cursos de especialización; tiempo de servicio en las diferentes unidades; conocimiento y manejo del armamento y material; alto nivel de adiestramiento adquirido en ejercicios tácticos o en zona de operaciones; conocimiento de idiomas o titulaciones universitarias y de formación profesional, etc.

Sin embargo, para el Ministerio de Defensa el bagaje profesional de un suboficial deja de existir cuando éste trata de efectuar la promoción a la Escala de Oficiales, dejándolo equivalente al de cualquier civil que pone un pie por primera vez en una academia militar. Debido a ello, la oferta de promoción es poco atractiva por los numerosos límites impuestos: inexistencia de cursos preparatorios para las pruebas de acceso; no se reconocen muchas titulaciones de licenciado, diplomado o ingeniero técnico; límites de edad demasiado bajos e injustificados, en algunos casos; nulo reconocimiento de la experiencia, preparación técnica o trayectoria profesional y por tanto, tiempos de formación excesivamente largos y desconsideración en las respectivas academias; ausencia de un deflactor por edad en las pruebas físicas para superar los planes de estudios, etc. Todos estos factores hacen que nos enfrentemos a una verdadera carrera de obstáculos, que prácticamente anula las legítimas expectativas de promoción de los suboficiales.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Cómo configurar Aceptar