El ministro de Defensa español, Pedro Morenés, ha afirmado hoy en una entrevista a “Los Desayunos de TVE”, que el buque de proyección estratégica “Juan Carlos I” puede desarrollar las misiones que hasta ahora desempeñaba el portaaviones “Príncipe de Asturias”' y, tras recordar que está al final de su vida útil con más de 30 años de servicio, su retirada del servicio no se ha descartado, si bien no se ha tomado una  decisión al respecto, el asunto está sobre la mesa.

 

Asimismo, ha querido señalar que la Unidad Militar de Emergencias (UME) "no está en cuestión" pues "hace un servicio a España importante", pero, dentro de la política de recortes, de cerca del 30 por ciento en los tres últimos años,  las inversiones en material para esta unidad se resentirán, como las del resto de unidades de las Fuerzas Armadas, así mismo se ha referido a la necesidad de renegociar los abultados pagos pendientes del Ministerio de Defensa.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, dejó entrever hoy que se propone exigir un compromiso de permanencia en las Fuerzas Armadas a los jóvenes que estudien en las academias militares, para evitar que, una vez adquirida una formación que "cuesta muchísimo", abandonen el Ejército y se sirvan de ella para utilizarla en el ámbito privado y civil.


Así se pronunció Morenés en una entrevista en la Cadena Cope recogida por Servimedia, donde reconoció que le preocupa que en la actual coyuntura de crisis económica, "que puede ser larga", un buen número de jóvenes "confunda la soldada con la vocación militar" y la vocación con la necesidad.


"Nos cuesta muchísimo formar soldados", advirtió el ministro, "y, si esos soldados se forman porque van a las Fuerzas Armadas y no tienen una clara vocación, es probable que con esa formación dejen las Fuerzas Armadas".


Para evitar este extremo, se mostró partidario de "regularlo con total normalidad", que es lo que hacen ya países como Estados Unidos. Los norteamericanos, explicó Morenés, "lo vieron y lo resolvieron con la obligación de permanecer en las Fuerzas Armadas durante un tiempo".
Desde su punto de vista, éste, como el resto de los asuntos relacionados con la Defensa, "hay que tratarlo con sencillez", como algo natural, puesto que la seguridad, antes que la economía, es "el origen de la sociedad", la primera razón por la que se forman los grupos humanos.

(SERVIMEDIA)

Fuente: La información

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha anunciado este jueves que el contingente de las Fuerzas Armadas españolas desplegado en Líbano se reducirá este año en aproximadamente un 20 por ciento y continuará haciéndolo en 2013, porque la misión en este país "se ha cumplido", "independientemente de lo que esté pasando en Siria".

Leer el resto de la noticia.

Mediante una drástica racionalización de estructuras y la supresión de lo prescindible se acomete  en España la reducción del gasto en Defensa. Sin querer afectar a la operatividad de las FAS (Fuerzas Armadas), se va a reducir rápidamente la administración militar. Los planes de austeridad no necesariamente implican reducción de las fuerzas (terrestre, naval o aérea), porque su relación con la estructura de apoyo al mando/dirección es desproporcionada, así como con la profusión de órganos complementarios.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha avanzado que el presupuesto de su departamento para 2012 se reducirá entre un 12 y un 14%, y ha recalcado que la "prioridad absoluta" del Gobierno son las misiones internacionales en las que participa España.

"El Gobierno tiene muy claro dónde estamos y lo que estamos haciendo es una prioridad absoluta, pasaría por delante de otras restricciones que tenemos que hacer, presupuestarias, en otros ámbitos, incluso dentro del propio ministerio", ha señalado en declaraciones a RNE.

Morenés ha asegurado que Defensa no va a sufrir "más recortes" que otros departamentos -"no más, va a sufrir los mismos, conceptualmente vamos", ha manifestado- y ha recordado que en los últimos cuatro años se han reducido considerablemente algunas partidas, como la de inversión, cuyo descenso ha cifrado en un 65% al haber pasado de 2.200 millones de euros a 750.

30.000 millones en deudas

Se ha referido a las deudas que acumula Defensa, que ascienden a unos 30.000 millones de euros, y ha dicho que se renegociará con la industria del sector para revisar los programas y "su alcance cuantitativo", además de que el Gobierno reajuste el presupuesto para hacerla viable.

Preguntado por si la necesidad de hacer frente a la crisis afectará a las misiones en las que participa España, el ministro ha respondido que el Gobierno atiende "con gran seriedad" a sus compromisos internacionales y la responsabilidad contraída y, como una "tercera derivada", al coste de las operaciones.

Morenés ha añadido que la crisis ha puesto a España en una situación difícil desde el punto de vista de la credibilidad de los mercados y que, precisamente, la presencia de las tropas en el exterior "hace que esa falta de credibilidad sea compensada".

Respecto a una posible reducción en el número de efectivos de tropa y marinería, ha asegurado que los recursos humanos son "esenciales" para la defensa y ha añadido que su reducción "tiene que ir siempre en la línea de aquello que no es operativo".

Academia de Talarn

Además, Morenés ha pedido al Ejército de Tierra que revise qué centros de formación son "absolutamente necesarios y con gran utilización" con el fin de que los que no lo sean, como la Academia de Suboficiales de Talarn (Lleida), puedan ser "congelados".

El ministro se ha referido así a la información que publica 'El Periódico de Cataluña' que avanza el cierre en el mes de julio de dicha academia. Una decisión que, ha insistido, no está tomada aún.

A este respecto ha señalado que ha pedido al Ejército de Tierra que "revise cuáles son las instalaciones absolutamente necesarias y con gran utilización, que aquellas que no lo son tanto, que se pueden hacer en otros lugares, no que las cierre, sino que congele la situación" hasta que haya recursos para su funcionamiento.

"Lo que les he dicho es que tenemos que ser un poco acordeón. Si un acordeón se hincha tiene un tamaño y, si se deshincha, otro, pero sigue siendo un acordeón", ha manifestado.

El ministro ha hecho hincapié en que cada euro que se coloque debe ir a donde sea más eficiente, ya sea en formación, operaciones, movimiento, operatividad o sistemas de defensa.

"Tenemos que ver exactamente dónde invertimos mejor el dinero, cómo lo gestionamos mejor, eso lleva a situaciones como la de la Academia de Suboficiales", ha continuado.

En cualquier caso, ha dicho que la decisión sobre Talarn no está tomada, sino que es una propuesta que el jefe del Estado Mayor del Ejército hará al jefe del Estado Mayor de la Defensa, y éste a su vez al propio ministro, "que tomará las decisiones oportunas en su momento, cuando tengamos un escenario presupuestario fijo".

Preguntado por si la decisión que se adopte sobre la academia de Talarn puede extenderse a otros centros de formación, Morenés ha dicho: "Se puede y se debe".

Elecciones y huelga

El ministro de Defensa se ha referido asimismo al resultado de las elecciones autonómicas en Andalucía y ha dicho que no sabe si puede haber afectado en el mismo la política de ajustes del Gobierno que, ha recalcado, "es la que tiene que ser".

"Espero que los españoles entiendan que hay que hacerlo", ha continuado el ministro, quien ha afirmado que "la responsabilidad de la clase política consiste en hacer frente a la realidad a la que se están enfrentado y no mirar para otro lado".

En ese sentido, Morenés ha opinado que la huelga general del próximo jueves no afectará a las medidas adoptadas por el Gobierno y ha recordado que la responsabilidad ante la situación económica no es sólo del Gobierno sino de todos los españoles y sus instituciones.

 

 Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/03/27/espana/1332837881.html

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Cómo configurar Aceptar